10
Ene

Los hermanos Bouroullec

Ronan y Erwan Bouroullec nacen en 1971 y 1976 en Francia. Ambos estudian en la Escuela Nacional Superior de Artes Decorativas de París y en la Escuela de Bellas Artes.
En 1999, ambos, empiezan a dirigir un estudio de diseño en París. Su ámbito de trabajo abarca desde pequeños objetos de consumo hasta proyectos arquitectónicos. Además de diseñar muebles domésticos y de oficina, accesorios de hogar, no dejan de trabajar con el espacio y su configuración.

En este contexto surge “Algues”, uno de sus productos menos convencionales, en 2004. La colaboración con Vitra comienza con el sistema de mobiliario de oficina “Joyn”, desarrollado junto con Vitra entre 2000 y 2002 y en constante evolución desde entonces.

En los proyectos de Algues y Twigs (2004) la idea principal es abordar la arquitectura desde el milímetro; partiendo de un ‘único’ elemento que al ser ensamblado de forma repetida ampliara la escala. La interacción con el elemento permite en cierta medida lograr composiciones en donde la flexibilidad, las texturas y la luz hacen parte de una atmósfera ya sea de privacidad o de una ‘división’ en un espacio determinado.

ALGUES hermanos Bouroullec
ALGUES
TWIGS hermanos Bouroullec
TWIGS

Algues y Twigs a pesar de ser elementos rígidos ya que son piezas plásticas inyectadas, al ensamblarse unas con otras empiezan a tener propiedades de textil, se crean tejidos flexibles que a su vez al combinarlos con una gama de colores acentúa las texturas.

Otro de los proyectos en que se empieza a combinar materiales es The North Tiles (2006). La idea era crear paredes que se fueran modulando y que fuera de un material más cálido, por eso combinaron espuma termo comprimida y tela. El resultado fue la creación de espacios cerrados o cubrimiento de paredes autoportantes que dependiendo de su configuración, podrían crear espacios geométricos u orgánicos dada a la flexibilidad que obtiene. Al igual que Algues y Twigs, su modularidad permite crear espacios con diferentes atmósferas, y en este caso, una de las ventajas de los materiales es que pueden construirse paredes que aíslan el sonido.

Por último, encontramos Clouds (2008) que básicamente es la continuación de North Tile, sólo que en este caso se buscó resolver una nueva forma de unión sin cambiar la aplicación de un sistema modular para construir paredes. La solución fueron unas bandas elásticas que con un simple click aumenta de forma considerable la versatilidad del sistema lo cual se ve reflejado en formas más orgánicas y superficies tridimensionales. Los módulos que pueden ser ensamblados al gusto de uno, logran superficies cálidas por la naturaleza del material en el que están hechos y a la vez crean una barrera contra el sonido.

Con “Joyn”, los Bouroullecs no sólo lograron reorganizar la lógica del espacio, sino que también revolucionaron las cosificadas jerarquías de oficina, que típicamente se manifestaban en el espacio.